Google+

martes, 26 de abril de 2011

Marnie, la ladrona - Alfred Hitchcock

Marnie (Tippi Hedren) es una mujer que vive de robar, una cleptómana que no puede reprimir sus impulsos. Siempre sigue el mismo modus operandi: se presenta a un puesto de secretaria, consigue que le den el trabajo sin mostrar referencias y al cabo de un tiempo, roba a la empresa y desaparece. Se vale de mentiras, falsas identidades… lo que haga falta con tal de cumplir con su objetivo.
Pero todo cambia cuando se cruza en su camino Mark Rutland (SeanConnery).Conocedor del problema de Marnie, la contrata para estudiarla y aprender qué le empuja a robar.



El guión es fantástico. De hecho en su época rompió moldes al hablar abiertamente de la frigidez en la mujer. Sin llegar a ser sórdido con el tema, no se ahorra nada. Las escenas están bien hiladas y el final resulta sorprendente. Sabes que algo ha pasado, te preguntas continuamente el qué, haces miles de conjeturas y finalmente te dan una respuesta que no es la que esperabas,

Los personajes son complejos y están muy bien desarrollados:
Mark: obsesionado con Marnie, cariñoso con su familia, pero distanciado del resto de la humanidad, con un deje de desprecio hacia todos ellos.
Marnie: ladrona, mentirosa, frígida… llena de problemas y de sentimientos contrarios. Una mujer que se siente más a gusto entre caballos que con personas.
Lil (Diane Baker): hermana de la primera mujer de Mark. Enamorada de él y dispuesta a todo por conseguirlo.

Las actuaciones son magníficas. La primera vez que la vi Sean Connery no me gustó nada. Con un par de visionados más encima he de decir que estaba equivocada. Puede que yo no tuviese el día o que me perdiese algún matiz, pero este hombre se merece todos mis aplausos por su interpretación. Tippi Hedren,a pesar de todos los rumores sobre el disgusto de Hitchcock hacia ella, está impresionante. Marnie no es un personaje fácil y ella lo borda. Sin embargo, mi favorita es Diane Baker. Consigue darle un aire adorable a su personaje a pesar de las zancadillas a Marnie. Encantadora.

Hitchcock tardó en cuidar la música en sus obras. Pero esta película tiene una magnífica banda sonora. Bernard Herrmann se lució especialmente. Os aconsejo que os paséis por la biografía de este grandísimo compositor.

La iluminación y el vestuario cumplen. El maquillaje falla con Sean Connery. Me he pasado media película preguntándome qué le pasaba a sus cejas y a sus labios. No sé qué han hecho, pero no queda bien.

Uno de los pocos problemas de la película es que tiene partes que no han envejecido bien. Algunas de las imágenes a caballo o las rodadas en coches quedan obsoletas. Eso si, en la época tuvieron que ser increíbles pero hoy en día han quedado muy desfasadas.

La dirección es… es Hitchcock, sin duda. Un director al frente de una de sus mejores películas. Una lección de cine.
Durante la obra se intercalan dos tipos de planos: unos muy cortos centrados en escenas cotidianas como guardar las llaves en un bolso, coger unas flores o cambiar una tarjeta de la cartera; otros que empiezan desde el techo, alejando al espectador del centro de la escena, y que descienden hasta obtener un primer plano del actor que esté en la sala.
Con esta técnica se ganó la enemistad de los críticos por hacer un cine muy experimental y  adelantado a su época. Además, en países como Inglaterra fue catalogada como X por los temas que trataba.

Aprovecho  esto para decir que para hacer cine experimental no necesitas crear una película de más de dos horas mal hecha y que nadie entiende. Ejemplos de directores que hicieron cine experimental en su época: Hitchcock, Coppola, Alan Parker, Scorsese o Guy Ritchie.  ¿Alguien no ha entendido sus películas? Pues eso. Menos gafapastismo y más buen cine, gracias.

Curiosidades:
—Diane Baker siempre ha dicho que este ha sido su película y su papel favoritos.
—En su biografía, Tippi ha desmentido que Hitchcock no le dirigiese la palabra durante el rodaje.
—Hitchcock usó un caballo mecánico en las escenas con más riesgo para el animal.
—A Diane Baker no le dejaron leer el guión, tuvo que aceptar antes de poder hacerlo.

Nota: 9. Es fantástica. Un clásico de uno de los mejores.


Otras películas de Hitchcock:
Extraños en un tren.
La ventana indiscreta.
Rebecca.
Psicosis.