Google+

miércoles, 15 de agosto de 2012

The Shield (3ª temporada) - FX

Cuando una serie elige tener una trama larga de fondo no suele volver a la estructura procedimental. The Shield tampoco. La estructura de la tercera es la misma que la de la segunda, un conjunto de tramas largas que hilan los capítulos entre sí y casos de un solo capítulo completando cada uno de ellos.


Los casos grandes


Para el equipo de asalto, esta temporada, fundamentalmente, gira en torno a la mafia armenia. Hay que tener en cuenta que en la segunda temporada, Mackey y su equipo de asalto robaron el tren del dinero —y ahora está metida Hacienda en el pastel— con el que la mafia armenia, la rusa y otros lavaban el dinero cada dos meses. La conclusión es obvia, los armenios están revolucionados y empiezan a aparecer cadáveres con los pies cortados. Y todo apunta a Margos, ¿lo recordáis? Aunque también tienen tiempo para ir calando la nueva relación de Shane, la guapa Mara. Shane nunca se caracterizó por lo inteligente que era, y una nueva distracción parece ser más de lo que es capaz de manejar.

Hay una última trama que une al equipo de asalto con la calle, y es la guerra de bandas entre los Byz-Lats y los One-Niners. A estos últimos ya los conocíamos, para los primeros la serie nos presenta a Diagur, que juraría que salvo en su primera aparición, que es en una sala de juegos, luego siempre que van a buscarlo aparece con la cabeza entre las piernas de alguna mujer.

Diagur.

Las tramas de los detectives (Dutch y Wyms) también tienen dos grandes ramificaciones: la primera de ellas atañe fundamentalmente a Wyms, quien se prepara para sustituir a Aceveda en cuanto este tome su nuevo cargo público dirigiendo primero a los equipos de asalto y de infilitración, dos equipos que trabajando juntos producirán chispas. Su otra trama larga —que regresa a esta temporada, de hecho— es la del violador de ancianas.

Aceveda tiene que prepararse para su nuevo puesto, labrar el terreno y no lo tendrá fácil. Tiene una segunda trama que sombrearé en gris porque empieza casi a mitad de temporada: Aceveda tendrá que lidiar con el hecho de haber sido forzado a chupársela a un matón. Esto cambiará mucho al personaje y dará lugar a varias de los momentos más duros de la temporada.


Más pasos, mismo camino


Esta vez la temporada tiene 15 capítulos de unos 42 minutos como es habitual. La estructura de los capítulos es muy parecida a los de la segunda temporada y muchos de los dramas internos de los personajes son los mismos que ya venían de atrás. La familia de Mackey, por ejemplo; el dilema de Julien, la tensa situación del equipo de asalto entre sus miembros, ampliada ahora al equipo de infiltración y a la jefa de ambos, los problemas de confianza de Dutch y demás.

Margos.

Se mantiene también la escalada de violencia (la escena de Aceveda es muy desagradable, pese a que técnicamente no se vea nada) y los rasgos de estilo de la serie con mucha música alternativa y a menudo cañera, con esos finales musicalizados en ocasiones y que hacen un repaso a los distintos grupos de actuación que hay en Farmington, disparos, sangre y muerte; todo ello intercalado con momentos que, de un modo u otro, resultan divertidos.


Nota: 8. Las tramas largas funcionan mejor en esta temporada que en la anterior, o lo hacen antes. Si estás buscando una serie de policías y The Wire se te hace pesada, The Shield puede que sea la mejor de las opciones.


Entradas relacionadas:
The Shield (1ª temporada).
The Shield (2ª temporada).
The Shield (4ª temporada).
The Shield (5ª temporada).
The Shield (6ª temporada).