Google+

jueves, 9 de agosto de 2012

The Shield (2ª temporada) - FX

Si sois lectores habituales supongo que tenéis fresca la reseña de la primera temporada. Lo cierto es que acabamos esta segunda tres días después. Mucho vicio, horarios veraniegos y tal. Tras el aviso, casi obligatorio, de que habrá spoilers de la primera temporada, ¡allá vamos!



Una temporada de reenfoque


En esta segunda temporada el equipo de The Shield parece tener claro que quiere una trama de fondo real, más allá de la presentación de personajes y de lo capullos que pueden ser los del equipo de asalto. Y meten cinco, por un lado tenemos las tramas con apariencia de main quest: Asalto al Tren del Dinero y la misión de caza Armadillo Quintero, Culpable o Muerto. Ya, casi como side quests, tenemos: Asuntos Internos, Carrera por la Concejalía y La Familia Desaparecida.

Cabe decir que esas tramas no aparecen en ese orden, creo, pero el caso es:
—Asalto al tren del dinero: el equipo de asalto se entera de que la mafia armenia tiene un sistema de lavado dinero en el que reúnen el dinero que hay que blanquear cada dos meses y lo envían. Y planean asaltarlo. Esa será una buena jubilación.
—Armadillo Quintero, Culpable o Muerto: este señor es un hijo de la gran puta. El primer capítulo de la temporada, para no dar lugar a dudas, empieza con él quemando vivos a dos tipos. Luego nos enteramos de que violó a una rubita y le tatuó una paloma blanca en la mejilla para que no se olvidase del rato compartido. El capítulo acaba con una niñita con la misma paloma tatuada. ¡Todo en el mismo capitulo! El problema es que el tal Armadillo no es el típico villano estúpido de The Shield, que parecían tener todos un estilo de patada-en-la-puerta de espanto; este es un hombre frío, despiadado, inteligente y conocedor de las leyes estadounidenses y siempre busca la forma de que estas lo protejan. Un hueso, vaya, y de los duros.

Armadillo Quintero.

—Asuntos Internos referencia a la investigación que se hace sobre la comisaría de Farmington y sus quejas desproporcionadas sobre brutalidad policial. Con todo lo que ocultan estos tíos...
—Carrera por la Concejalía nos presenta la trama personal de Aceveda y su intento de dar un paso más subiendo la escalera. ¿Le va a resultar fácil? Nunca.
—La Familia Desaparecida: que conecta directamente con el final de la primera temporada, en la que la familia de Vic huye por el miedo, la tensión y la frustración. ¿Qué no hará Vic por encontrarlos?


La idea de una mayor relevancia de las tramas largas (aunque a veces alguna desaparece durante unos cuantos capítulos) es, a priori, buena. Pero en algunos capítulos, escasos, no obstante, el ritmo (pilar central, perfecto y apabullante en la primera temporada) se resiente. No es especialmente lesivo, pero me pareció destacable por contraste.


Más dura, más cruda, pero...


En The Shield tenían clara la línea progresiva de violencia y brutalidad que iba a seguir la serie. En la primera hay alguna paliza y algún disparo ocasional, es verdad; pero esta segunda es un tanto ensañada; y la tercera temporada (de la que ya hemos visto gran parte, ha seguido con la escalada esta, siendo muy muy bruta por momentos).

«Ambos sabemos que lo que le pasó a Ronnie fue culpa tuya. Todo... es culpa tuya.»

Lo que me inquieta, no obstante, es que hay más acción, más ensañamiento, más de todo... pero aquí, de entre los polis, no muere ni el tato. Son McLane, todos ellos. No importa qué pase, hay un ángel de la guarda, tienen siete vidas o qué se yo; pero con el estilo tan... combativo que tiene la serie me inquieta muchísimo lo pasota que es la muerte con esta gente. Es un punto que no me acaba de gustar de la serie.



Estilo muy rápido, pero cada vez un poco más cuidado


Que sí, que The Shield sigue ahí, al pie del cañón, con la cámara al hombro y corriendo a todas partes en persecuciones, tiroteos, asaltos y demás, pero esta vez la dirección es un apartado con apariencia algo menos casera. Sigue siendo el mismo estilo, pero hay escenas que han quedado especialmente cuidadas como la secuencia de final de temporada, perfectamente integrada en la música, el final de Scar Tissue (también integrado que da gusto con la increíble If I ever leave this world de Floggin Molly) y la pacífica entrega de Armadillo para jugar su última mano de cartas. Escenaza.

Claudette , Julien , Shane , Danny, Dutch, Lem y Aceveda. ¡Grandes!

A pesar de que la imagen se cuida cada vez más, no me gustó demasiado lo que pasaba con Dutch en algunos capítulos. No sé si le representan algún tipo de trastorno bipolar, pero los capítulos en los que está insoportable (insoportable de verdad, me refiero, no con esa ligera superioridad asocial que tiene habitualmenhte) es realmente desagradable, pesado y ridículo. Quizá sean los cambios de guionista (Shawn Ryan siempre está presente, pero a veces como guionista y otras solo como creador), pero ese personaje me parece que tiene un desarrollo algo errático, aunque otros, como Vic, Julien, Aceveda y Armadillo me parece que se lucen mucho.



Nota: 8. La temporada tiene algunos momentos algo más bajos de lo normal, aunque también tiene unos capítulos más intensos que los de la primera. En cualquier caso, admito que disfruté más con la primera temporada, sus casos casi completamente sueltos y su ritmo endiablado. De todos modos, sigue siendo una de las series de policías más recomendables que hay. Un producto interesante y entretenido hasta la médula.

Entradas relacionadas
The Shield (1ª temporada).
The Shield (3ª temporada).
The Shield (4ª temporada).
The Shield (5ª temporada).
The Shield (6ª temporada).