Google+

miércoles, 7 de julio de 2010

Batman R.I.P. - Grant Morrison

El señor Morrison escribió ese cómic que lo ganó TODO el año pasado, el All Star Superman. Y fue lo primero que leí suyo. Yo, que odio Superman como si fuese un sarpullido. Y me gustó. Bastante. Pensé, este tío es un crack si puede hacer una serie tan interesante con Superman. Así que cuando vi Arkham Asylum del que todo el mundo hablaba maravillas, lo leí sin dudarlo. No me llamó mucho la atención el trabajo de Morrison. Luego llegó Batman RIP del que algunas personas me hablaban maravillas y otras me decían que era horrible, entre ellas Laura, dueña del cómic que leí, y me interesé en su lectura.

Mal hecho.


¿Qué decir bonito de este cómic? Tiene un dibujo que sin ser brillante, cumple sobradamente y tiene su cierta elegancia y la edición de lujo en que lo han sacado está muy, pero que muy bien. Ya está, fin de los halagos.

Morrison hace una de esas historias de poner a Wayne en una situación límite mental que lo destroce, que empiezo a pensar que es el leitmotiv de Batman. A veces sale mejor, a veces sale peor. Este es un ejemplo del segundo caso. No es sólo que la historia esté un poco pillada por los pelos, como en casi todas esas obras límite de Batman (como La Broma Asesina o Arkham Asylum), sino que, además, hace saltos constantes de lugar y de tiempo liando innecesariamente la narración hasta un punto ridículo. Batman R.I.P. es incómodo de leer, farragoso y decepcionante en su conclusión.

Lo cierto es que Morrison, al que siendo amable seguiré considerando dotado para la escritura (al fin y al cabo tiene el All Star Superman, aunque empiezo a pensar que se lo escribió el negro fan de Superman que oculta en el armario) tiene algunas ideas muy interesantes en el cómic como el conflicto Wayne-Batman, casi como un trastorno disociativo de la personalidad. Pero se queda ahí:  buenas ideas, mala realización.

No obstante, en internet hay quien comenta que el cómic, lo que tiene, es que ata la historia de muchas etapas de Batman y que como enlace o nudo está muy bien. No, no me he leído las varias décadas de Batman —y no pienso hacerlo—, pero al menos doy fe de que descontextualizando Batman R.I.P. es, únicamente, un peñazo de cojones.

Nota: 3. Un peñazo de cojones, lo dicho.