Google+

domingo, 21 de febrero de 2010

Scrubs, 6ª temporada

Ésta podría haber sido una gran temporada, tal vez lo mejor que hubiera dado la serie de sí. Pero no lo ha sido. No tengo ninguna duda al respecto. Es peor que la quinta a todos los niveles y, esto ya más subjetivamente, peor que la cuarta.



La sexta de Scrubs es la temporada que más avanza las tramas, esto es un hecho difícilmente discutible. Muchas cosas cambian, aunque en realidad todo siga igual. Los capítulos son, como siempre, divertidos; los personajes, como ya anticipaba en mi comentario sobre la 5ª temporada, ya habían tocado techo y en esta temporada, o caen o se mantienen en un equilibrio peligroso.

Al igual que en cualquier otra sitcom, agradecería que se fuesen cerrando tramas, siendo el estandarte de este deseo Cómo conocí a vuestra madre, que deseo que termine de una puta vez. Es muy difícil explicar qué me lleva a decir esto sin reventar el hilo principal, así que me lo callaré, pero... va por el último capítulos. Por los últimos segundos del último capítulo. Siempre igual. Putos ganchos...

A ver cómo empieza la séptima, porque si se repite la historia de siempre, creo que dejaré la serie colgada. Es divertida, sí; pero si se acaba la historia, se acaba la historia; y las negras nubes que salen de nuevo en el cielo, anuncian un regreso al principio. Y no es la primera vez. Una lástima.

Nota: 8. Está bien, para qué negarlo. Podría haber tenido más nota eliminando el capítulo musical y el capítulo recordatorio - que son horribles - y, si tuviesen huevos a terminar la serie, zanjando en esta temporada, que se prestaba maravillosamente, creo yo.