Google+

lunes, 8 de febrero de 2010

Scrubs, 5ª temporada

No hay que ser demasiado observador, si se sigue este blog con cierta asiduidad, para comprobar lo rápidamente que me he visto esta temporada. Pero os lo puedo poner un poco más fácil.

 
Escojo esta imagen porque se les ve a todos con ropa distinta a la que llevan siempre. Asombroso. En serio.


El caso es que esta quinta temporada es lo mejor que he visto de esta serie y, tal vez, lo mejor que he visto en series cómicas. El desarrollo de la temporada es, en mi opinión, perfecto. Los personajes han alcanzado el maravilloso equilibrio entre la caricatura a la que tienden y la humanidad que, en el fondo, reside en ellos. Todos ellos. La manipuladora y posesiva Carla, el insidioso y bromista Conserje (no se ha dado su nombre, ¿qué pasa?), el avaro y deshumanizado Kelso, el narcisista y monologuista Cox, el presumido y divertido Turk, la trastornada Elliot y el gilipollas J.D. Sí, todos. Si alguien se pregunta por Jordan, la psicóloga, Todd y demás... lo siento, muchachos, no llegan a secundarios y no me parece que se les pueda asignar evolución.

A esta temporada en concreto le iba a otorgar un 10, fantástico y con un 0 redondo y lleno de curvas pero... al final no. El capítulo final sin motivarme para ver la última temporada (primer error: menos cero cinco - léase con voz de profe) me pareció inconcluyente... es decir, parece que necesite un capítulo 25 para hacer un buen final de temporada (segundo error - menos cero cinco - preferentemente, úsese la misma voz de profesor, y no otra - aunque también sea de profesor - para un mayor efecto).

Nota: 9. De lo mejor que ha dado su género. Sin duda alguna.