Google+

miércoles, 17 de febrero de 2010

Neverwhere - Mike Carey

Basado en la novela gráfica de Neil Gaiman, que a su vez es una adaptación a este medio de una miniserie de seis capítulos que el escritor inglés hizo para la BBC, este cómic con guión a cargo de Mike Carey (al que conozco de Lucifer) y dibujo de Glenn Fabry (al que conozco de Noches Eternas, el capítulo de Destrucción) nos lleva de la mano de su dibujo a Londres de abajo, como acompañantes de la Dama Puerta de Pórtico.

 Puerta, Mayhew y de Carabás

Dado que ni he visto la serie ni he leído la novela, no pienso meterme - de ningún modo - en su calidad como adaptación.

Argumento: Puerta huye de su casa, de su feudo. Dos tipos la persiguen, Croup y Vandemar. Richard Mayhew la encuentra herida y tirada en la calle y le presta auxilio. Esta acción altruista le llevará a otros feudos, que harán que su existencia en el feudo de Londres de arriba se debilite, la gente no puede verlo, pierde su trabajo y su casa. Condenado al ostracismo vuelve a Londres de abajo, a buscar a Dama Puerta. Junto a ella, con el Marqués de Carabás y, posteriormente, con Cazadora, buscarán al ángel Islington para obtener la información que Puerta necesita para su venganza; siempre perseguidos por Croup y Vandemar.

 
Puerta huyendo de Croup y Vandemar.


Opinión: personalmente, creo que la condensación del guión para que quepa en este formato y en este número de páginas, la convierten en una historia demasiado densa y plagada de saltos de fe. Tal vez la novela explique más las cosas, paso por paso; pero el cómic da mucho por supuesto y parte de la información se nos da tarde, referenciado, como si ya debiéramos conocerla. No sé si emula, en este aspecto, el estilo de la novela - que puede ser -, pero en el cómic queda forzado y caótico.

El dibujo es digno y las caras resultan muy expresivas. Los cuerpos estáticos son preciosos, elegantes, con una musculatora bien definida y realista. Los cuerpos en movimiento no: Fabry parece tener cierto problema para dibujar a gente corriendo. En serio.

La edición de Planeta DeAgostini que tengo entre manos está bastante bien presentada. Un buen papel, una buena impresión, aunque el encolado a las tapas deja un poco que desear. Al menos en el que llegó a mis manos.


Nota: 6. El cómic se deja leer, la historia es interesante, el mundo es precioso y muy de cuento... muy Gaiman, para qué negarlo; pero el guión tiene aspectos que chirrían y empañan el resultado. El dibujo está bien, aunque sin gran lucidez. El color mola, es un hecho.