Google+

viernes, 8 de agosto de 2008

Rob Reiner - La princesa prometida

La princesa prometida es una película de culto en el género de las películas fantásticas, las historias de hadas y demás.

Tras todo lo que había escuchado de ella, todo palabras maravillosas, esperaba, como suele suceder, algo muy superior a lo que me encontré. La película no es mala, ni mucho menos, pero tampoco es motivo de las grandes palabras que suscita.

En su momento, según he leido, no triunfó demasiado, y fue con el tiempo como fue haciéndose un hueco en el gran público.

La historia trata del verdadero amor entre el protagonista y la protagonista. Él es el tío de sus caballerizas (¿alguien ha dicho Aladdin?). Él se pierde en un viaje por mar y, al pasar los años, ella es prometida al príncipe. Resulta que, entonces, es secuestrada por tres hombres: un espadachín, un bruto y un líder listo. Será un aventurero enmascarado quien la salve de las garras de estos hombres. El aventurero enmascarado (un sugus para todos los que lo hayan supuesto) es, obviamente, su viejo amor; y ambos emprenden una aventura para huir del príncipe y de sus hombres.

El final feliz, predecible, pero también algo extraño, no cambia especialmente mi opinión sobre la película. Es, en general, una película predecible, carente de emoción (de cualquier tipo), que se deja ver sin grandes dificultades y que está aderezada con algunas pinceladas de humor absurdo desenfadado y fácil.