Google+

domingo, 31 de agosto de 2008

Batman begins

Ayer por la noche, tras una amargada tarde de estudio alérgica, me dio por ver Batman begins con N., tras las maravillosas palabras que ha suscitado The Dark Knight en todo el mundo.

A decir verdad... en mi escepticismo habitual, esperaba una película bastante mala; quizá no horrible, pero sí una película de acción cutre, sin argumento, en el que todo se prostituía en favor de unos efectos especiales de escándalo, pero no. La película está... bastante bien.

Es el principio de Batman, desde que era un niño, hasta que se convierte en el superhéroe por todos conocido. La película es entretenida, impactante sin ser especialmente... increíble. Todos los aparatos de supertecnología, las movimientos de Batman y demás están explicados a su manera, de forma mejor o peor; la explicación de los increíbles movimientos y sigilo de Batman también, la corrupción de Gotham, etc.

Sacando las escenas más chorras de la película, del tipo "1 contra 50", no es escandalosamente exagerada, al menos, en comparación con las demás películas de superhéroes, incluso sacrificaron la apariencia del batmóvil para hacerlo más robusto y que pareciese coherente que aguante las hostias que aguanta.

En definitiva, una película que nos muestra que el cine de superhéroes no tiene porque ser tan cutre como Spiderman o Iron Man y que, con un poco de ganas, se puede hacer una película seria y entretenida.

Y a ver qué pasa con El caballero oscuro.