Google+

lunes, 11 de febrero de 2008

Neil Gaiman - Coraline

Animado por el buen sabor que me habían dejado otras obras de Neil Gaiman, me animé a leer Coraline, que, si ya Stardust parecía ligeramente infantil en cuanto al “envoltorio” de la historia, este se dirigía, directamente, a los niños. En esta ocasión, el escritor inglés se apoya en los dibujos de su amigo y habitual colaborador Dave McKean (portadista de The Sandman, dibujante de Casos Violentos, Orquídea Negra, director de The Mirrormask, guionista y dibujante de Cages,…).

En el libro se relata la historia de Coraline, una niña que, en la casa a la que acaba de mudarse con sus padres, encuentra una puerta tras la que hay muro de ladrillos tapiándola. Esta puerta une dos mundos, dos caras de una misma moneda, una cara iluminada, normal; y otra cara más oscura, esperpéntica. Cuando la logra cruzar se encuentra con una casa igual que la suya, habitada por unos reflejos de sus padres con botones cosidos donde deberían estar los ojos. Los vecinos de la otra casa son réplicas de los de aquella a la que se ha mudado en realidad. El otro lado parece divertido, misterioso y atrayente, pero carente de sus verdaderos padres. Los otros padres intentarán que la niña se quede con ellos y acabarán “secuestrando” a los verdaderos padres de Coraline. Para volver a casa necesitará la ayuda de un prepotente gato que, en este otro lado, puede comunicarse con la protagonista y salvar, además, a otros niños que han caído en la trampa así como a sus verdaderos padres.

Neil Gaiman escribe así un relato oscuro para niños, negándose a abandonar del todo el ambiente tenebroso de su narrativa. El relato, pese a estar orientado para niños, no pierde ese terror que baña otras obras del escritor de Portchester ni esa atmósfera oscura y angustiosa que lo caracteriza.

La obra está escrita en tono sencillo, como muchos relatos infantiles, sin detenerse demasiado ni sobrecargarlo con información sobre qué sucede, sino intentando ser preciso en su justa medida, manteniendo una lectura amena y cómoda a lo largo de todo el relato amenizado también por el peculiar estilo de las ilustraciones de Dave McKean que mantienen, a su manera, el estilo de la narración mostrando personajes poco detallados pero con expresividad y una gran oscuridad que los envuelve.

Las descripciones mantienen el tono sencillo y adecuado para el público al que va dirigido aproximándolo a lo visto en Stardust, aunque, quizás, desde un estilo más de “cuento” que aquél. No hay coexistencia de multitud de tramas entrelazadas como es habitual en otras narraciones del autor (como Stardust o The Sandman) sino que se cuenta cómo se unen las vidas de Coraline y la otra madre y cómo se suceden los acontecimientos posteriores.

Una historia impecable, sencilla y sentida, extraña y oscura adecuada para un público infantil pero que puede ser disfrutada por gente de todas las edades siempre que estén dispuestos a adentrarse en las páginas de esta extraña, infantil y entrañable historia.

Links de interés:

Otras críticas:

La crítica dijo:

http://www.salamandra.info/ficha_critica_autor.php?codi=103

http://www.centraldellibro.com/Coraline-es191920.htm - José Antonio Quílez, de Central del Libro.

http://www.bibliopolis.org/resenas/rese0270.htm - Valentín Bañó, de Bibliópolis.

Coraline multimedia:

www.mousecircus.com/coraline/flash/coraline.html material sobre la novela: algún protector de pantalla, algún fondo de pantalla…

http://www.imdb.com/title/tt0327597/ datos y fecha prevista para Coraline, la película. Según tengo entendido, la película será de animación con actores superpuestos, el resultado puede ser adecuado contando como se desarrolla la novela apoyándose en gran medida en dibujos. Sólo espero que esta adaptación sea más fiel que las aberraciones que me estoy encontrando últimamente.