Google+

domingo, 30 de noviembre de 2008

Dwayne Carey-Hill - El juego de bender

Siguiendo mi costumbre, doy como referencia al director de la película, aunque en este caso concreto sería mucho más justo citar al creador y guionista Matt Groening. Lo siento, Matt, la fuerza de la costumbre.

El juego de Bender es un capítulo de Futurama a un nivel ligeramente mejor que el capítulo medio (peor que los mejores capítulos) y que se extiende durante una hora y veinte minutos, haciéndose un poco larga, tediosa y repititiva incluso para un jugador de rol como yo que se puede ver reflejado en múltiples momentos de la película. No quiero ni siquiera imaginar qué tostón debe parecerle a alguien que no sea dado a estos temas.

La película empieza en el tiempo presente de Futurama y nos sitúa en una crisis de Materia Oscura (crisis de carburante, para los que no vean Futurama, cuyo precio se ve por las nubes; ¿no os suena de algo?) y acaba llevándonos a los mundos de El Señor de los Anillos, más o menos alterados por la mente enfermiza de Groening y por un D&D con sistema d12.

La traducción es más permisiva que en los capítulos de televisión (se cortan menos en los tacos, vaya) y hay poco más que decir.

Nota: 5.5.
Si os gusta el rol, ESDLA y Futurama, echadle un ojo. Si no... disfrutaréis más del tiempo leyendo, escuchando música o, si sois porteros de discoteca en Madrid, dándoles palizas a los chavales. Para gustos...