Google+

lunes, 9 de julio de 2012

Battleship - Peter Berg

2012: hace cinco años la NASA envió un mensaje a un planeta en una galaxia muy lejana, con condiciones similares a las de la Tierra. Durante el RIMPAC, aterrizan varios objetos no identificados. Los marineros pronto tendrán que hacer frente a las fuerzas enemigas.


Atención fans de Rihanna y de Alexander Skarsgård, esta es vuestra peli. Atención, resto del planeta, absteneos de ver este bodrio. Porque hay pelis de acción malas y después viene Battleship. Y eso que no le pedíamos mucho y sabíamos qué íbamos a ver: una peli palomitera llena de explosiones y chistes fáciles, sólo le pedíamos que cumpliese como obra entretenida y sin pretensiones. Pero no, ni eso.

Para no alargar mucho el tema, de Battleship molan tres cosas contadas.


1_ el diseño de los aliens: todo lo que rodea a los aliens es molonidad en estado puro: las armas, las armaduras, los vehículos... premio para el diseñador porque lo ha hecho genial. De hecho, son tan buenos que me pasé toda la película deseando que ganasen. Supongo que la actuación de Taylor Kitsch no ayudó mucho al bando de los humanos. Que hablaban de lo mal que lo hacía Rihanna pero vamos, que ahí le andan los dos. 


2_ la música: pena me da que semejante bodrio tenga una banda sonora tan, tan buena.


3_ Rihanna y Alexander Skarsgård. Esto solo para los fans.


4_ los primeros 45 minutos. De verdad, esa parte está bien. El guión tiene sentido y parece que va a ser una película entretenida. Es mentira, lo hicieron bien al principio sólo para despistar. El resto es una tortura insufrible. Estuvimos a punto de dejarla a quince minutos del final. No lo hicimos pero parecieron cien años.

Te hablaría más y mejor de este intento de película pero dicen por ahí que si no tienes nada bonito que decir, es mejor callar.

Nota: un 3. No la veas. No lo hagas. Está en nuestra lista de esperpentos cinematográficos.


Si has cometido el mismo error que yo y la has visto, ¿te ha parecido igual de mala?