Google+

lunes, 29 de marzo de 2010

Alien 3 - David Fincher

Intentando recuperar el ambiente claustrofóbico y minimalista de la primera película, Alien 3 nos devuelve a los apretados túneles y a un grupo humano desarmado. Desde luego no logra recuperar la terrible sensación de El Octavo Pasajero, una película que queda muy lejos de las otras entregas de la serie; pero contra la opinión generalizada, yo no creo que Alien 3 sea peor que Aliens, con su sarta de escenas épico-eliminables y sus chorradas sentimentaloides (aunque Alien 3 tiene una que... menuda escena, espero que alguien fuera despellejado por ella - supongo que quienes hayan visto la película, sabrán a cuál me refiero).



Alien 3 empieza cuando la nave en la que huían todos los supervivientes de Aliens cae en un planeta prisión en el que sólo hay hombres. Hombres que han decidido quedarse para rehacer sus vidas de forma contemplativa. El caso es que en la navecilla viajaba un Alien y sólo sobrevive Ripley (especialmente frustrante si vemos la director's cut de Aliens, de dos horas y veinte... ¡todos muertos! ¿He visto casi dos horas y media de película para nada? Pues sí, más o menos). Ripley es atendida de sus heridas y rapada para evitar problemas con los piojos. El Alien utiliza como hospedador un perro y sale de él ya con forma adulta (uno de los dos detalles que más me chirriaron de la película). Según va haciendo de las suyas, empiezan a creer en lo que Ripley les dice, y finalmente se enfrentan al Alien, tal y como cabía esperar, con el material del que disponen: cuchillos, tijeras, etc.
 

Nota: 6,5. Se deja ver. Tiene un ambiente tenso y con ínfulas de claustrofóbico. La puesta en escena no es todo lo macabra que podría ser y le falta terror - es más gore porque sí que otra cosa -, la música no es destacable y el final es bastante tosco. No obstante, me da el pego como peli de Alien, cosa que no creo de la película de matar zombis que es Aliens: el regreso del amigo Cameron.