Google+

viernes, 29 de enero de 2010

Scrubs, 3ª temporada

Scrubs es una serie de calidad progresiva, ya de forma indudable (habiendo visto parte de la cuarta); los personajes resultan más divertidos cuanto más los conocemos. Tal vez sea una relación retroalimentada: cuanto más conocemos a los personajes, más pueden exagerarlos los guionistas.

El caso es que la tercera temporada de la serie avanza las subtramas a ritmo sitcom alto (es decir, dentro de lo MUY poco que avanzan las sitcom, avanza bastante). El nivel de la serie se mantiene alto y el final de la temporada es genial y definitorio. Creo que los capítulos 21 y 22 de esta temporada son el más despiadado reflejo que han tenido hasta ahora los personajes, quedando todos fantásticamente definidos para la cuarta.


Nota: 8. No pierde fuelle en ningún momento y, al contrario que la mayoría de series humorísticas, no tiene altibajos. Gran, gran serie.




J.D. es gilipollas, no entiendo como puede gustarle a nadie.