Google+

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Avatar - James Cameron

Bueno, vengo de verla. Las buenas críticas que había suscitado... me escamaban, contando que había visto aquel sonado preview del Avatar day (una preview que se hizo en algunos cines de España, en Vigo fue en los Yelmo) y me había parecido bastante mediocre (aunque muy hermosa, eso sí). No me llevé ninguna sorpresa. Una peli mediocre y muy bonita a nivel visual.

Me sorprende la cantidad de dieces que le he visto adjudicados por toda la red. La película tiene carencias evidentes, sobre todo a nivel de guión. Los personajes son planos y manidos, las situaciones previsibles y un poco aburridas, el hilo argumental es obvio desde el primer momento. Cogemos todos los tópicos del cine Disney, agitamos bien, echamos arándanos para dar color azul, et voilà: Avatar.



A pesar de todo, visualmente es preciosa, majestuosa y la música, aunque podría estar un poco mejor, se presta muy bien a lo que nos muestran en pantalla. En mi modesta opinión, no sé tanto de animación 3d, si bien tiene las texturas/diseños más curradas y bonitas que he visto nunca, aprovechamenos de lo que me esperaba, la vertiginosidad y ¿envolvencia? (tal vez me haya sacado la palabra de la manga, sí) que proporciona este medio. Tiene algunas escenas que me pareció que lo explotaban bastante, pero sin llegar a esa sensación sobrecogedora de la aguja pasando por encima de mi cabeza, con el sonido susurrando en mi oreja, del principio de Los mundos de Coraline (acabo de fijarme en que no hice comentario sobre la peli, pero se sale, intentad verla, aunque no sé si en 2d molará tanto, hay efectos de esa peli que se salen).

En cualquier caso, la película está bien. Bastante bien. No se corresponde con el hype que se creó, no creo que merezca el 10 que tantos le dan por ahí, pero es digna. Y no, en mi opinión... no merecía 10 años de trabajo, eso por descontado. Eso sí, un punto positivo al guión: la película es larga de cojones y, sentado en el cine, no me lo pareció. Tiene un buen ritmo. Algo es algo.

Le doy un 7.




Y un día, si me acuerdo, hago toda la lista de chistes que pensé mientras veía la película. Creedme, se presta.