Google+

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Trey Parker - South Park: bigger, longer and uncut

Aunque ya la había visto, varias veces, el año de su estreno. Hace un par de días, en mitad de un maratón peliculero, volví a ponerla.

Aun habiendo pasado los años y perdiendo con ello gran parte de la actualidad en la que había basado su humor, mantuvo bastante su frescura. Ciertos temas eran actualidad en aquel entonces y lo siguen siendo hoy en día, como pueden ser el racismo, la violencia, o lo mal que funciona el nuevo windows.
South Park: bigger, longer & uncut, trata sobre... hm... sobre la estupidez estadounidense de creerse el ojo del universo y la razón del mundo libre y de cómo reprimen la actitud de quien ve el mundo de otra forma. En este caso, se trata de Canadá (un país contra el que se ironiza en otras series, manifestando cierta envidia estadounidense por el correcto funcionamiento del país vecino). Terrance y Philip, dos actores-comediantes protagonizan una película marcada por un lenguaje obsceno que trastoca las frágiles mentes de los niños de South Park, convirtiéndolos en los monstruos que todos conocíamos de la serie.

La película, en general, trata sobre cómo unos quieren ejecutar a estos comediantes (postura estadounidense drástica) y de cómo otros se arriesgarán para hacer justicia (postura estadounidense de película). Así, con héroes y antihéroes la película se desarrollará caminando por el lenguaje sucio y bruto y por los ataques poco sutiles contra distintas personalidades que, al menos en aquel momento, eran muy actuales.

Pros: south park, hilarante, sin reservas, operación "escudo humano"
Contras: demasiado musical, animación tosca, el doblaje (Cartman no cecea, por ejemplo)

El tiempo la ha colocado en su sitio. Una película de dibujos que tuvo el valor de enfrentarse a unos determinados cánones, al igual que la serie, aunque su "buen gusto" pueda ser bastante discutido.

Bastante recomendable y, en cualquier caso, entretenida.