Google+

domingo, 7 de septiembre de 2008

Spore, primeras impresiones [PC y DS]

He probado los dos Spore, de la compañía Maxis.

El juego de PC es una demostración magistral de cómo un juego puede ser ambicioso, divertido hasta resultar vicioso y original, sin ser exageradamente rebuscado, ni recurrir a una mecánica complicada.

Por ahora, estoy en la etapa "animal", la segunda etapa, y he de decir que el juego tiene... carisma. El control es sencillísimo: WASD para movernos junto con la cámara, click izquierdo para interactuar, click derecho y arrastrar para mover sólo la cámara, barra espaciadora para saltar y mayúsculas para esprintar (al menos estos son a los que he tenido acceso). A partir de aquí, el resto es el propio juego: compite por la supervivencia, hazte más grande, más fuerte, más duro; demuestra lo que vales y, sobre todo, sobrevive y lleva a tu pueblo a lo más alto de la escala evolutivo. Intenta caer bien o ser la pesadilla de los vecinos, come, mata y progresa. Nadie ha dicho que la evolución fuese un paseo de rosas.

La mecánica es sencilla, por ahora: una barra de vida que baja cuando recibes daño y una barra de alimentación que baja periódicamente.

En la creación o actualización de la especie tenemos todas las partes disponibles para nuestro muñeco, de las distintas puntuaciones solo es efectiva la más alta (como en los +X de D&D, vaya). Muy sencillo, aunque a la hora de jugar, las posibilidades son muy, muy amplias.


El juego de la DS, en cambio, es un pokémon en falso 3d. Un escenario plano en perspectiva y un diseño plano para el personaje que llevamos, que tiene que ir haciendo misiones para salvar el mundo. Es un Final Sporantasy de tres al cuarto. ¡Bien! Nada más que contar, mi cara de decepción y el hecho de que mi novia no le dedicase ni 4 minutos de su tiempo, fue suficiente. Una cagada. Sin más.

Cuando haya jugado más al de PC, haré una reseña en condiciones. Pero recordadlo, estáis ante uno de los juegos del año.