Un acercamiento al Mundo de Tinieblas

Bueno, tengo en mis manos el libro Mundo de Tinieblas: Libro de reglas del Sistema Narrativo de White Wolf Game Studio, traido a España por La Factoría de Ideas.

Tapas duras, con una portada lúgubre y apropiada, lo mejor que he visto en materia del Mundo de Tinieblas hasta el momento, sin duda alguna: letras plastificadas por encima de la imagen, una impresión magnífica... ¡qué gran sorpresa!

Las guardas del libro son preciosas: un dibujo de fondo con algunas de las frases más llamativas de los relatos de interior. Todo muy victoriano, desquiciado y grotesco, muy del estilo del contenido del juego.

Las primeras 20 páginas del libro nos muestran una página, aproximadamente, acerca del juego, y 19 de relatos y dibujos. Es decir, no tengo nada directamente en contra de que se nos muestren relatos que faciliten el sumergirse en el mundo, pero esto es, claramente, excesivo y una mera excusa para cobrar los 27.33 euros que cuesta el libro, en papel normal e impresión en blanco y negro; claro, cobrar ese mismo dinero por un libro con 50 páginas en vez de 190 seguro que causaba peor efecto.

Los relatos tienen calidades y temáticas distintas, desde los relatos más o menos originales e intrigantes, a los más toscos de "idea 1 y seguir pa'lante que hay que cubrir el mínimo de páginas" grupo en el que cae, por ejemplo, el relato introductorio; lo siento, señores, un par de manos cortadas y un feto muerto no convierten en oro el carbón, ni siquiera tirando del nombre de Mundo de Tinieblas, el equivalente oscuro-modernillo de D&D para toda la gente-guay que considera que el horror personal es mucho más profundo que el ir descabezando trasgos.

En este manual se hace referencia a Vampiro, Hombre Lobo y Mago. Bien. Ahora han sacado Changeling (cambiante, creo que traducido por Hada), bien, bien, ¿interpretamos que Hada, Cambiante, Changeling, se sale de este código de reglas; que es una sobreexplotación porque necesitaban dinero o... es un juego distinto no aplicable, o que es igualmente aplicable pero en principio pensaba que rentabilizarían suficiente la edición sin recurrir a esto?

Volviendo al libro en cuestión, en la página 40 empieza el manual del juego en sí (en fin, el primer quinto son relatos, qué le vamos a hacer... menos mal que hemos pagado por un juego de rol y no por una colección de relatos, cuando compre una colección de relatos me aseguraré de que el primer quinto no sean reglas de cómo tirar e interpretar los dados, no vaya a ser) y en la página 42 tenemos las dos primeras risas:

1.- Memorizar y recordar van por "Inteligencia + compostura", y como dice Nicolás Palanca, del que ya os he enseñado uno de sus textos, "¿si no tienes dignidad eres amnesico?" Pues no, pues no, aplican la compostura a lo tranquilos que están los personajes; claro, si le damos a las palabras la interpretación que nos sale de los huevos, podemos tirar lo que nos dé la gana. Así cualquiera hace una ficha de personaje.

2.- astucia es "velocidad de pensamiento (vale, es correcto), facilidad de palabra (bueno, se acepta también, aunque entonces presencia es sólo para sonreír mientras lo dices no?) y lo atento que estás al mundo (percepción fuera) y es típica de Hombres de negocios, charlatanes, atletas, estrategas, abogados y criminales". Si es que ya se sabe, un atleta no necesita ser rápido, fuerte o resistente; necesita ser el nuevo Napoleón... en fin, estos chicos de Mundo de Tinieblas siempre están dispuestos a sacarnos una sonrisa.

Una página después:
equipo sugerido para resistir coacción en MdT 4ª edición:
Un llavero con el lema "¿qué haría Jesús"? (+1) o una placa de los marines o de otro grupo elitista (+2). Si es que, en fin, qué sería de nosotros sin Jesús, en un mundo con vampiros y magos, llevar un llavero con ese lema, mueve montañas. ¡Joar!

Pese a todo, el mundo, así a primera vista, parece más coherente. No sé si mejor o peor, pero, desde luego, más coherente, lo que tampoco es un gran mérito, pero bueno. El nuevo MdT es muy Cthulhu, al menos en este primer manual básico (del año 2004), y parece más oscuro y tétrico, aunque ni he terminado de hojear este manual, ni he empezado con vampiros, ni lobos, ni la madre que los parió.

Seguiremos informando.

Entradas populares de este blog

Leyendas de pasión - Edward Zwick

Un agujero en la alambrada - François Sautereau

Ideas de bombero - Andreu Martín