Planeta de exilio - Ursula K. Le Guin

Esta novela, publicada en inglés en 1966 (el mismo año que El mundo de Rocannon), tiene apenas 100 páginas y es la segunda incursión de Ursula K. Le Guin en el universo Ekumen.


Planeta de exilio tiene una historia sencilla que se va alejando de la herencia fantástica más clásica que tenía Rocannon, aunque conserva muchos elementos del género. La historia se ambienta en un planeta con una climatología muy hostil y con un periodo de traslación de unos 60 años. En él habitan los hilfos, también llamados tevaranos; los gaales, bárbaros del norte, y, desde hace seis siglos, una colonia de lejosnatos, descendientes de terranos, quienes, pese a tener una genética muy próxima a a la de los hilfos, son incapaces de engendrar descendencia con ellos. Ninguno de estos pueblos mantiene un trato demasiado amable con los otros y las proximidades de la larguísima estación fría siempre son épocas de preparativos y de escaramuzas contra los saqueadores gaales; pero esta vez los bárbaros vienen con la intención de conquistar las ciudades. Si no se unen hilfos y lejosnatos, es posible que no vean otro verano.

Como en casi todas las obras del ciclo del Ekumen, las poblaciones descritas sienten cierto miedo, rechazo, desprecio u odio hacia las otras. Los lejosnatos consideran a los tevaranos demasiado atrasados, y estos temen la brujería de aquellos: el lenguaje paraverbal, la capacidad de comunicarse directamente en la mente de otros.

La historia de amor entre Rolery, hilfa, y Agat, lejosnato, sirve como hilo conductor de la trama. Se acercan como se acercan las especies, pero al mismo tiempo la posibilidad de su amor está mal vista, es inmoral, inaceptable. Su acercamiento aleja a las especies en el peor momento, y todo, opinan muchos, para una relación estéril y sin posibilidades.

Le Guin explora aquí temas como el mestizaje, la convergencia de especies y el amor, sin dejar de lado los temas de la Liga de los Mundos. Aunque esta vez no ocupan un rol protagonista, la relación de los lejosnatos con el mundo está muy influenciada por las máximas de la Liga, y hay un momento en que Agat le resumen lo sucedido a Rolery y conecta Planeta de exilio con el universo Ekumen que ya conocemos.

Esta novela tampoco es uno de los mejores momentos de Le Guin. Probablemente, es la que menos consiguió interesarme, aunque la relación romántica se ve cuidada y la forma en que condiciona las dinámicas de los pueblos de ambos está bien resuelta.

Entradas relacionadas

Otras entregas del Ciclo del Ekumen
Los desposeídos
El nombre del mundo es bosque
El mundo de Rocannon

Otras novelas de Ursula K. Le Guin
Las tumbas de Atuán

Entradas populares de este blog

Leyendas de pasión - Edward Zwick

Merlí (Temporada 1) - Héctor Lozano

Ideas de bombero - Andreu Martín