El mundo de Rocannon - Usula K. Le Guin


El mundo de Rocannon se trata de la primera novela publicada de Ursula K. Le Guin, tiene unas 120 páginas y forma parte del universo de ciencia ficción de la autora, el Ekumen, aunque recurre a muchos elementos de fantasía clásica.


La obra empieza con un prólogo protagonizado por Semley, una mujer angyar, que quiere recuperar una joya, una reliquia familiar. Su búsqueda la lleva a visitar a los enanos gdemiar que la forjaron, por si ha vuelto a sus manos. Para recuperarla, emprende con ellos un viaje que dura «una larga noche» y la lleva hasta un museo de la Liga de los Mundos donde conoce a Rocannon. Cuando regresa a su mundo, aunque para ella no han pasado más que unas horas, para los demás han transcurrido décadas.

El protagonista de la novela es el etnólogo Rocannon, quien viaja al mundo de Semley, Fomalhault II, años después de conocerla. Este planeta ha estado mucho tiempo embargado para proteger a las culturas locales. Allí, su nave es atacada, Rocannon se convierte en el único superviviente y decide comunicar a la Liga la posición de sus atacantes a través del ansible de sus enemigos.

Su viaje lo lleva a conocer las diferentes especies que pueblan el planeta, que Le Guin esboza ya con el mimo que la caracteriza, aunque sin el brillo con que lo haría años después en otras novelas del Ekumen. La historia es, también, más sencilla y menos ambiciosa, pero entretenida, evocadora y potente.

Rocannon es un personaje cuidado y su evolución, según conoce especies e individuos y afronta el peso de sus decisiones, es Le Guin en estado puro. Puede que la autora no le tenga bien cogido el pulso a ese Ekumen de ciencia ficción y aún pese demasiado la herencia fantástica (como esos gdemiar que huelen a enanos clásicos, o los Fiia, a elfos), pero al mismo tiempo se deja ver ese universo, esa Liga de Mundos comunicada con ansibles, ese cuidado por la descripción de culturas y esa atención a formas de pensar sometidas a una evolución diferencial que tanto cuida siempre la autora.

El mundo de Rocannon no es ni la mejor, ni la más elegante ni la más amena de las novelas de Ekumen, pero lo que subyace es atractivo. Hay buenas ideas en sus páginas y se nota que la autora sabe qué hacer con ellas. Aún no las exprime al 100 %, puede ser, pero Le Guin a medio gas sigue siendo muy disfrutable.


Entradas relacionadas

Otras entregas del Ciclo del Ekumen
Los desposeídos
El nombre del mundo es bosque

Otras novelas de Ursula K. Le Guin
Las tumbas de Atuán

Entradas populares de este blog

Leyendas de pasión - Edward Zwick

Ideas de bombero - Andreu Martín

Merlí (Temporada 1) - Héctor Lozano