Sobre Anillos, Brujos y Fundaciones

Mientras HBO acaba «Juego de tronos», Amazon se ha puesto con «El señor de los anillos», Netflix con «Geralt de Rivia» y Apple con «Fundación». Son proyectos que me podrían haberme sonado increíblemente tentadores, pero no acaba de gustarme la forma en que los están concibiendo.


A HBO le quedan por estrenar solo seis episodios de su adaptación de «Canción de Hielo y Fuego». El producto ha sido tan abrumadoramente exitoso y, en general, bien considerado, que los grandes contendientes de la cadena están moviendo a toda prisa sus fichas para recoger el testigo de esa enorme masa de espectadores y sus premios técnicos.
El señor de los anillos
El intento más evidente por seguir la misma línea es el de Amazon. Los de Bezos, que llegaron con todo aquel rollo de que querían producir series de calidad que no tuviesen cabida en otras cadenas (como la temáticamente atrevida «Transparent» o «Mozart in the Jungle», la alegre comedia sobre el mundo de las orquestas sinfónicas), han decidido que no, que les da igual todo, que ni ser diferentes ni leches. Para adquirir la licencia de «El señor de los anillos» se dejaron 250 milloncejos y ahora han anunciado que para producir sus 5 temporadas de 10 episodios de 60 minutos se dejarán otros 1000. Mil. Casi el doble por temporada de lo que se está dejando «Juego de tronos» en sus últimas entregas. Casi nada.


¿Qué me huele mal de este proyecto? El violento viraje de la producción seriada de Amazon, el sacrificio ritual de un buen puñado de series para allanar el terreno (presupuestario) a este coloso monetariamente insaciable… y el hecho de que la historia principal ya ha sido adaptada con éxito hace no mucho. Dicen que la serie será una precuela de los acontecimientos de las novelas, pero no se sabe nada más. El universo de Tolkien es muy potente, pero las películas de Peter Jackson están demasiado recientes. Mi mayor interés es ver qué son capaces de hacer con ese descomunal presupuesto. No es una gran razón para acercarse a la serie… pero es la que tengo.
The Witcher
Por otra parte tenemos a Netflix con «Geralt de Rivia», otro universo potente que, además, cuenta con la ventaja de no tener una adaptación cinematográfica o televisiva exitosa internacionalmente (porque en cuanto al mundo del videojuego es evidente que sí la tiene).


¿Qué provoca mi desconfianza? Que la serie está en manos de Lauren Schmidt, quien es verdad que escribió unos cuantos episodios de «El ala oeste», pero que últimamente se ha dedicado a «Daredevil» y «The Defenders». Sé que al menos la primera de estas series ha gustado a mucha gente, pero a mí su parte heroica me pareció una chapuza. Me interesaba la historia de abogados y algún momento ocasional de otras pequeñas subtramas, pero la forma de guiar la historia principal entre pelea y pelea me pareció cutre y mecanicista. Justo lo que más querría evitar en una serie sobre el brujo. En cualquier caso, este es el proyecto que menos me escama de los tres, el que más adaptable me parece y el que recibiré con más optimismo.
Fundación
Y por último tenemos el proyecto de los de la manzana: Fundación. Jonathan Nolan intentó vender hace años el proyecto a HBO sin éxito, aunque acabó trabajando para ellos al frente de «Westworld». Ahora David S. Goyer, colaborador habitual de los Nolan y marca blanca de Jonathan, parece que ha conseguido llevar adelante el proyecto en Apple.


¿Qué me escama? Sobre «Fundación» me escaman dos cosas. La primera es que Apple aún no ha producido nada y no tengo ni idea de cuál va a ser su política; la segunda es el currículum televisivo de David S. Goyer. Si echamos un vistazo nos encontramos con la escritura de unos cuantos episodios de «Krypton», y una lista de creaciones para echarse a temblar: la bastante mala «Constantine», la ridícula «Da Vinci’s Demons» y también «Flashforward», cuya desesperación por llenar el vacío de «Perdidos» resultaba insufrible. También trabajó en la trilogía del Batman de Christopher Nolan y escribió el guión de «Blade»; pero su trabajo en series es, como poco, descorazonador. Y «Fundación», encima, quizá sea el proyecto más difícil de adaptar de los tres.

Veremos en qué quedan estos proyectos. 

Entradas populares de este blog

Leyendas de pasión - Edward Zwick

Merlí (Temporada 1) - Héctor Lozano

Ideas de bombero - Andreu Martín