Google+

lunes, 23 de noviembre de 2009

Pushing daisies (2ª temporada) y otras series


Debido al bueno sabor de boca que me dejó la primera temporada de esta serie, con su humor claroscuro y su ambiente casi mágico, me decidí a seguir con ella y ver la segunda, en la que se ponía punto y final a la misma.

La serie continuó bien, indudablemente bien. Los personajes seguían siendo tan humanos como siempre, el pastelero y la muerta tuvieron sus problemas de pareja, el cínico detective siguió en su rol de persona con los pies en la tierra, la hobbit rubia siguió enamorada de Ned con su estridente voz y sus extrañas insinuaciones; los casos a resolver seguían a medio camino entre la magia, el aire onírico y escabrosas horripilancias. Todo seguía igual. Igual de bien. El argumento parecía ir definiéndose sin que la serie perdiese sus características.

SPOILER
Podía parecer que todo tenía una lógica interna, que Ned no tenía esos poderes de forma aleatoria (de hecho, en un capítulo sobre magia, los hermanastros de Ned le dicen "se ve que has heredado tu don de papá"; y aunque estos hablan de magia de prestidigitador, es fácil entender la analogía. Y fácil suponer cómo poner un broche a la serie para dejarla cerrada de forma bonita y tópico-onírica como se iban sucediendo los capítulos. Pero no.
FIN DE SPOILER.

Y, así, los capítulos van pasando. El espectador se va acercando al último y ve que la trama está lejos de aclararse hasta el punto de parecer concluida y... entonces, pone el último, esperando, tal vez, un capítulo en el que ya no haya caso por resolver; en el que solo se adelante trama y trama y en el que se dé todo por explicado. Pero no. El espectador se encuentra con un capítulo normal, de asesinato e investigación, lo ve hasta el final y entonces escucha la voz en off del narrador, que nos cuenta dos o tres pinceladas de cada personaje y da por terminada la serie. Para más inri, casi con recochineo, la voz dice: "En ese momento, en la población de Coeur d' Coeurs, ocurrieron acontecimientos que no son, no fueron y jamás deberían considerarse un final, porque los finales como todos sabemos son solo el principio".

Sinceramente, esperaba otro tipo de final y me pareció bastante frustrante aunque, eso sí, mantiene el tono de cuento hasta el final mismo de la serie.


En resumen: una buena y bonita serie muy centrada en la relación de pareja que el pastelero mantiene con su amada no-muerta, enfocada a través de la investigación de diversos asesinatos con algo de magia y mucho de cuento entre medias. Nota: 7.



Otras series:
Flash forward: la serie que parece haberse ganado a todo el mundo esta temporada avanza, a un capítulo por semana. Nunca he sido capaz de ver más. Se deja ver, parece interesante, pero sin más. Espero que gane ritmo. Nota: 6.

Gossip girl: vi un capítulo, sólo un capítulo. Esperaba algo tan-tan terrible que me encontré con algo ligeramente mejor. Dentro de su estilo de serie juvenil está bien hecha: punto para la música y para la rubia. Nota: 5.

Cómo conocí a vuestra madre: la verdad es que me está decepcionando un poco últimamente. Esta última temporada parece tener el listón un poco más bajo de lo normal. Nota: 6.

V: habiendo visto los dos primeros capítulos de la nueva versión de esta mítica serie sobre una invasión extraterretre, he de decir que promete. Nota: 7.