Google+

domingo, 28 de junio de 2009

Tranquilidad

Fuera suena el repiqueteo de las gotas de lluvia, un rumor de fondo, ruido. Liberación. En cama, tirado, con los ojos cerrados, a oscuras, el ruido da un aire a mar, a libertad, a paz. Una guitarra eléctrica con efectos claros y con eco empieza a resonar, aguda, lenta y melancólica, como las gotas al romper en pedazos. Desde la cama todo se antoja ligeramente ajeno, distante, a mundos de distancia, a años luz. Es un misterio porque se deja oír algo tan distante. Voz y bajo, la lluvia arrecia, supongo que para hacerse oír. Un trueno, quizá la batería o un acorde fuerte. Las gotas siguen su rumbo suicida, la guitarra parece una caja de música, por debajo hay otra que se confunde con los demás instrumentos, como las gotas entre sí.

Todo es lluvia. Todo se confunde. Ritmos, ruidos, silencio, tranquilidad, dentro, fuera, distancia...