Google+

sábado, 7 de marzo de 2009

Watchmen - Zack Snyder


Por primera vez en mucho tiempo salí contento del cine. Una gran película a todos los niveles.

A lo largo de más de dos horas y media de película, se plasma el cómic con extremo detalle (salvando unas cuantas cosillas que, graciosamente, son lo peor de la película) acompañado de una banda sonora increíble, de las cuales recuerdo las siguientes:








Aunque supongo que hay alguna que ahora mismo no recuerdo.

La caracterización de los personajes es sencillamente increíble:


En orden de izquierda a derecha:
El Comediante, Ozymandias, El Búho Nocturno, Espectro de Seda, Rorschach

La voz de Rorschach, rasgada, rota, deprimida y deprimente, vieja y cabreada; tal como prometía el tráiler inglés y donde más cojeaba el español; un Ozymandias altivo; un final apropiado (pese a los cambios de concepto).

Por otra parte, entre las cualidades de esta película, está el que los personajes no se corten a la hora de hablar. Creo que pocas veces me siento más frustrado viendo una película que cuando alguien, henchido de rabia, llama "hijo de perra" a otro. ¿Qué español en su sano juicio escoge "perra" en lugar de "puta"? Suena menos fuerte, bien, eso es obvio, ¿y qué?. Cada "hijo de puta" de Watchmen (solo hay un "hijo de perra" obra y gracia del Búho) me supo a gloria y falta de represión. Maravilloso.

Hay que añadir que no se cortaron para nada con la sangre ni la oscuridad que envuelve al cómic, con la violencia ni el vocabulario, que muchas de las frases que hacen que Watchmen no sea solo una buena obra, sino que sea una obra memorable están ahí, con notable exactitud, como: «debajo se encuentra esta espantosa ciudad, que grita como un matadero lleno de niños subnormales. Nueva York» o aquella en la que dice que «todas las putas y los políticos alzarán la vista y gritarán: "¡sálvanos!"... y yo miraré hacia abajo y susurraré: "no"».

No obstante, la película tiene sus defectos, como no podía ser de otro modo. El más claro y repugnante queda patente varias veces, en casi todas las escenas con golpes de la película, con puñetazos que atraviesan paredes o cabezazos que rompen mesas de mármol dejando solo un par de rasguños. En el cómic, esta gente eran algo mejores que el humano medio, pero no eran superhéroes y en la película están exageradamente por encima del ser humano real. Creo que quisieron hacer la película demasiado vistosa y, sinceramente, ha resultado ridículo e infantil. Una lástima.


La obra cambia ligeramente respecto al cómic y, pese a todo, es de las películas que más fieles han sido al cómic en que se basan. Todavía recuerdo la frustración y el asco que pasé viendo V de Vendetta en los mundos al otro lado del espejo, donde todo era maravilloso, y la niña prostituta era una chavala de la tele, donde V padecía logorrea en vez de ser un tipo taciturno, donde había que meter tiempo bala o no se identificaría como peli de los Wachovsky, etc. Watchmen se parece, al menos, a lo que se tiene que parecer.

Totalmente recomendable. La mejor película que he visto en bastante tiempo.

Mi enhorabuena para todo el equipo que está detrás de la película y gracias por devolver, un poco, mi fe en las adaptaciones cinematográficas.

Nota: 9