Google+

sábado, 4 de julio de 2009

Art Spiegelman - Maus

Maus, como muchos sabréis, relata la historia de un superviviente del holocausto. Fue publicado en dos partes: Mi padre sangre historia y Y aquí comenzaron mis problemas y en 2001 Planeta lo trajo a España en un solo volumen, en tapa dura (preciosa, por cierto) y sobrecubierta.

La historia se cuenta a través de una serie de entrevistas que tiene Art Spiegelman con su padre Vladek y en estos pasajes se nos muestra a un Vladek racista, avaro, crítico hasta la repulsión, evitando idealizarlo como un superviviente de película al que solo le falta una bandera ondeando a la espalda.

Los personajes son animales antropomorfizados: los judíos son ratones (sin importar nacionalidad), los alemanes son gatos (¿a que no lo habríais apostado?), los polacos son cerdos, los franceses ranas y los estadounidenses perros. El toque que le da el tener animales como personajes de tan marcada humanidad es, casi, un regustillo agridulce. Permite un nuevo juego de rostros, expresiones y, además, tenemos el aire a cuento infantil, con los ratoncillos intentando escapar de los gatos, etc., lo que le da una profundidad añadida.

Una lectura totalmente recomendable, amena, interesante, reflexiva y profunda, que tardé dos años desde que la compré en decidirme a leerla.

Gracias, Miguel por sacarlo de entre los demás cómic para hojearlo y luego dejarlo tirado por ahí, creo que si no, no lo habría leído.