Google+

miércoles, 1 de octubre de 2008

Joel y Ethan Cohen - El gran Lebowski

Y hoy voy a hablaros sobre la que, muy probablemente, es una de mis película favorita, a pesar de no considerarla, en absoluto, una de las mejores películas que he visto.

El gran Lebowski es, sencillamente, una película divertida y original llena de gags de humor absurdo que no buscan sino la risa del espectador. La película no busca grandes reflexiones ni metáforas (lo que no implica que no existan, toda persona puede encontrar metáforas en una obra... es solo cuestión de echarle un poco de inventiva), solo presentarnos a unos personajes bastante carismáticos y sus tristes historias.

Durante toda la película se aprecia el estilo inconfundible de los hermanos Cohen, ese que dio lugar a Fargo y demás; ese que quedó perdido en un rincón para darles el Oscar. El reparto... es en gran parte el típico de las películas de los Cohen: Goodman, Buscemi y Turturro son habituales; y en esta cuentan con Jeff Bridges, quien, posteriormente, haría de psicólogo en K-PAX.

La historia relata la vida de El Nota (Jeff Bridges) que realmente se llama Jeffrey Lebowski, igual que un ricachón de la ciudad. Un día, sin más, alguien asalta su sucio y pobre apartamento de soltero creyendo que encontrará al Lebowski rico y, a partir de ahí, se desarrolla la película, porque a El Nota le mean en la alfombra. Y eso no puede quedar así. No en una película de los Cohen. En una verdadera película de los Cohen. Quizá en No es país para viejos sí.

Una historia de mucho humor y algo de acción, de personajes divertidos, carismáticos y bien construidos, con actores conocidillos y que realizan un gran trabajo. Con momentos memorables, el bailecito de Quintana (Turturro), la presentación de la mujer de Lebowski, los sueños y pesadillas. Y todo esto... acompañado de una banda sonora encabezada por Bob Dylan.

Es muy posible (de hecho es algo seguro) que no estamos ante una obra maestra del cine... de hecho, puede que ni siquiera estemos ante una gran película; pero me da igual: esta película me hizo reír hasta llorar la primera vez que la vi. Y la he visto muchas veces desde entonces. He disfrutado de ese humor sucio, canalla y repetitivo; del uso de tópicos ridiculizantes, del humor sexual y absurdo hasta saberme el guión casi de memoria. Y hoy, quería deciros que esta película, pese a todos sus defectos (que seguro que los tiene) es MUY recomendable.

Nota: 9. Si buscas una película divertida y estás harto de chistes de caca y culo del tipo American Pie y demás mierda americana, prepárate a encontrarte con algo... distinto.