Google+

viernes, 8 de enero de 2010

Lazarillo Z

Ahí queda eso.

No tengo palabras, señores, no tengo palabras.

Vía Juampa.