Google+

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ver para creer

Dicen que España es diferente. En realidad... yo creo que la frase es "en España hay mucho gilipollas". O, al menos... hay más gilipollas que balas, haciendo una clarísima referencia. Bueno, técnicamente, dado nuestros códigos legales, hay más gilipollas que posibilidades de deshacerse de ellos. Un ejemplo.

El hombrecillo en cuestión podría haberse informado de qué iba a ver, porque la mezcla de estilos es algo común hoy en día, pero... ¿para qué? Pudiendo denunciar, muy a lo yankee. Seamos sinceros, en EE.UU. sería una razón de juicio mucho más que suficiente... y allí sobran balas. Tal vez el asunto estuviese mal enfocado. Pero bueno, ya se sabe, "Allá, donde hoy se irguen montañas, habrá alguna vez mar, allá, donde hoy se encrespa el mar, habrá alguna vez desierto. Pero la estupidez permanecerá como estupidez.", como dicen en La sangre de los elfos.


Vía Juampa.