Google+

martes, 15 de diciembre de 2009

La evolución de Asco de vida

Asco de vida, una página de la que ya hablé aquí, en la que diversas personas escriben hechos tristes para el que los sufre pero graciosos para los demás, evoluciona dentro de una espiral depresivochunga. Lo normal es que la gran mayoría de entradas en portada no arranquen ni una mísera sonrisa, alguna arranque una ligera sonrisilla y otras, muy pocas, puedan hacer reír.

Hoy, por otras razones, entre en la sección de moderación a ver qué había. Y me sorprendió ver que casi todas eran una mierda. "Mi madre se murió de la sífilis que le contagió mi padre por tirarse a mi novia y ahora todos estamos enfermos. Además mi gato ya no nos quiere", "El otro día una amiga me dijo que va a perder las piernas por una enfermedad degenerativa causada por la sobreexplotación de los niños vietnamitas en Urano" y demás mierda. Y, aparte de plantearme cómo es que la gente no entiende que se trata (o se trataba en origen, al menos) de una página donde entrabas a echarte unas risas.

Además... ¡coño! Amargados, podíais aprender a escribir. Hay entradas que resultan ilegibles, diantres.