Google+

martes, 9 de junio de 2009

Microbiología II

Harto, sencillamente, entre tanto nombre y conocimiento vacío. Harto de taxis y de componentes de membrana. Harto de peculiaridades. ¿Qué profesional se sabe eso sino de las cepas concretas que estudia? ¿Quién es el que no busca esto en un manual sobre la materia cuando tiene que informarse? ¿De que sirve sabérselo de memoria durante una semana? ¿Cuánto de esto recordaremos en unos meses, un 5% o menos?

La taxonomía, como materia a estudiar que no como labor organizativa, me parece absurda, pero es que en el caso de las bacterias me parece el colmo: unos bichos que mutan constantemente, que hoy se meten en un saco y mañana en otro y pasado requieren de un nuevo saco. Como saberse los reyes godos, vaya.