Google+

sábado, 21 de marzo de 2009

[Chaosium] La llamada de Cthulhu

Llevaba mucho sin jugar a este divertido y rápido juego de rol.

La llamada de Cthulhu cuenta, entre sus numerosas virtudes, con una de las fichas más rápidas de hacer de las que he visto por el momento. Unas tiradas concretas para los atributos, una repartición a habilidades. Una tirada para la economía (que, a decir verdad, no importa demasiado; el dinero en este juego no marca una gran diferencia) y los objetos que quieres tener. No hay nada más.

Aparte, la velocidad de un sistema en el que todo se resuelve en, a lo sumo, dos tiradas colaboran para hacer una partida rápida, dinámica; una partida en la que sucedan cosas, en la que los jugadores intenten cosas.

Por otro lado, el hecho de que en Cthulhu todo pueda matarte (y como dice un amigo mío: "todo quiere hacerlo") hace que veas fantasmas por todas partes. Un golpe en la ventana parece un aviso de muerte, no el pájaro que finalmente ves que ha chocado; un toque en la espalda es alguien que te ha seguido, no el vecino que te has encontrado en el portal...

¡Ay! Qué tiempos... y qué ganas de ser jugador.