Google+

miércoles, 4 de febrero de 2009

Área de igualdad

La tontería del día.

Tal vez a alguna chiquilla con problemas de autoestima o a algún muchachito con ínfulas de Superpogre, con capa y exocalzones, le parezca un tema de importancia trascendental; tal vez lea esto la ministra Aído y piense: «joder, ya lo decía yo... "miembras"».

Empieza este documento, a mi parecer risible, explicando que las lenguas no son las discriminatorias. Bien, ahí estoy totalmente de acuerdo. Luego siguen con que es el uso que se hace de la lengua el que puede ser discriminatorio. Y aquí, de primeras, es donde ya no coincido con ellos. Opino que la discriminación está en el receptor y no en el emisor, al menos en casos como este. Puedo aceptar que un comentario como "quita de en medio, mujer", sea totalmente despectivo, pero soy incapaz de concebir cuán enfermo hay que estar para interpretar que hablar de "los alumnos" sea una expresión sexista y creo que se debería aprender a distinguir entre sexismo y neutralismo, entendiendo este último como la total indiferencia ante la palabra que se pretenda utilizar.

Graciosamente, me parece más grave que digan que la @ solo debería usarse en un contexto de nuevas tecnologías. ¿Por? La @ debería utilizarse para marcar el dominio al que se envía un correo, pero esa pedrada al idioma que es introducirlas en cualquier clase de texto debería ser un movimiento adolescente sin más y, desde luego, no amparar su uso más o menos formal en ninguna condición.

Pero en esas estamos. No hagamos ni digamos nada, porque siempre habrá alguien que se ofenda. Eliminemos el humor, eliminemos los adjetivos y los géneros (que no sexos, creo que muchos deberían estudiar esta diferencia otra vez antes de volver a abrir la boca, que es femenina y no tiene tetas)