Google+

sábado, 10 de enero de 2009

Frío

Y es que no recordaba tanto frío, las manos ateridas en los bolsillos, el vaho escapándose con cada bocanada y los músculos tiritando en un vano intento de entrar en calor.

Nieve en muchos puntos de Galicia, a bolazos de nieve en el CUVI (que aunque otros años dicen que ha nevado, en mis añitos por la universidad nunca había visto tal cosa) y gente embutida en sus abrigos, guantes y botas como nunca antes.

Qué puto frío.

Hasta en el Catro, nuestro bar habitual, se molestan en arrimar las puertas; y eso sí que es lo nunca visto.