Google+

jueves, 6 de noviembre de 2008

Sobre cómo se enfocan las huelgas...

Hoy, dado que San Teleco salió bien... alguien tenía que armarla. ¿Quién? Los del servicio de limpieza del CUVI que, pobres, aún no han terminado de entender el concepto de huelga como el de limitarse tranquilamente a no hacer tu trabajo sin tener, por ello, que tocar los cojones al personal.

Dice hoy el DUVI (Diario de la Universidad de Vigo):
"Destrozos en mostras de grupos de investigación
O estrago de diversas mostras e documentación coa que traballaban varios grupos de investigación da Facultade de Bioloxía, foi outra das consecuencias da xornada de folga. Uns feitos que foron duramente criticados polo decano da Facultade, Pedro Pablo Gallego que expresou a súa contrariedade polo ocorrido asegurando que “non é perdoable que se tiren polo chan e destrocen as mostras científicas coas que traballamos. Cómpre respectar o traballo das persoas”.
"

Para el resto de comunidades autónomas:

Destrozos en muestras de grupos de investigación:
La destrucción de diversas muestras y documentación con la que trabajaban varios grupos de investigación de la facultad de Biología, fue otra de las consecuencias de la jornada de huelga. Unos hechos que fueron duramente criticados por el decano de la Facultad, Pedro Pablo Gallego, que expresó su contrariedad por lo ocurrido asegurando que "no es disculpable que se tiren por el suelo y se destrocen las muestras cientícias con las que trabajamos. Hay que respetar el trabajo de las personas".

Y yo me pregunto: "A ver, chavales; ¿de verdad creéis que es la mejor forma de hacer las cosas? Lo que necesitabais es, y disculpadme la expresión, un par de hostias bien dadas. Eso o abonar a la Facultad todo el dinero y el esfuerzo que le habéis hecho perder. Eso estaría de puta madre. Odio a los gilipollas que amparándose, sin conocerlo a fondo, en un derecho a la huelga, se dedican a hacer el mamón jodiendo al personal. Me dáis lástima y, sinceramente, me parece que escoria así no es necesaria ni, mucho menos, deseable. Es que joder, ni siquiera vais contra los que podrían hacer algo por vosotros, vais a por terceros, a joderles sus vidas, para sentir que las vuestra son menos repugnantes. Bravo, chavales, me alegro mucho por vosotros. Hoy seguro que os masturbasteis a gusto pensando en que, al menos, había gente igual de jodida y fastidiada que vosotros.

Ojalá, si acaso os restituyen (que deseo fervientemente que no), alguno de los damnificados os llene los baños de mierda, y tengáis que dejarlos relucientes con cepillos de dientes. Personalmente, creo que solo tenéis un nombre, y se parece mucho a "retoños de la gran ramera".