Google+

sábado, 29 de noviembre de 2008

Edguy - Tinnitus Sanctus, opinión

El último disco de Edguy, Tinnitus Sanctus, cuya existencia ya había anunciado en este mismo blog, ha resultado ser un disco bastante extraño, muy en la línea de cambio del señor Sammet y sus instrumentistas.

Si bien se aleja bastante de la idea powermetalera que dio lugar a la formación, el sonido sigue siendo muy Edguy, más en las canciones que más pegan con su estilo, como Pride of creation, Speedhoven o Dragonfly; y menos en los temas como Dead or Rock y Ministry of saints, el single del disco.

El sonido en general es más pesado y contundente que en sus demás discos, aunque la voz aguda y power de Sammet sigue dándoles un toque inconfundible (una voz power hace que todo parezca power, y si no que se lo digan a Michael Kiske).

En general, un disco bastante interesante y aceptable que, sencillamente, rompe con aquello que parecía que uno debería encontrarse dada la banda que firma el álbum; y, concretamente, con unas entradas de la voz muy extrañas que parecen romper un poco la armonía de la canción; aunque, finalmente, acaban resultando mágicamente exóticas.

Nota: 7,5. Edguy ya ha dado discos con un sonido más agradable, aunque, hay que reconocer que es el disco que más se aleja de los Edguy de siempre, por tanto es posible que la fuerza de la costumbre me haga inclinar la balanza injustamente en su contra. Digamos que 7,5 - 8.