Google+

martes, 23 de septiembre de 2008

El LHC quietecito durante 6 meses

Y continúa El Mundo con esto.

Vía menéame.

A este paso me da tiempo a acabar la carrera...
Venga, CERN, ¡tú puedes, machote!