Google+

martes, 2 de septiembre de 2008

Conociendo a los trolls

- ¿Has visto la montaña de oro? - preguntó con rostro codicioso.
Su compañero asintió. Su rostro blanco y brillante parecía ensombrecido por la duda y, si su pueblo conociese tal cosa, por el miedo.
- ¿Has visto las dos criaturas que están sentadas en su falda? - preguntó, al final, sin ninguna emoción en la voz.
- ¿De verdad son criaturas? - bromeó el primero.
- Son monstruos de más de cinco metros.
- Hoy conocerán nuestras artes - sonrió.
- Y nosotros las suyas - dijo como quien resalta una obviedad.
- Imperios han caido retorciéndose bajo nuestras garras.
- Y un día caerá el nuestro - lo dijo sin miedo, la voz era neutra, tan solo... indicaba un hecho. Su radiante imperio se pondría un día, como todos los astros.
- Ese día no será hoy.
- El día que nuestro imperio caiga, alguien habrá dicho "este no va a ser el día".