Google+

domingo, 17 de agosto de 2008

Sobre las conspiranoias estúpidas...

Tras que durante tiempo muchas personas sigan con la duda de si el hombre llegó a la Luna o no, tras el éxito de los libros de Dan Brown, tras que docenas de escritores (por llamarlos de alguna manera) de tres al cuarto continuasen con esa basura paranoide y el público les mostrase una buena acogida, no sé por qué coño me sorprende que existan tonterías como ésta:

La teoría conspiranoide del oro de Phelps.

No sé hasta qué punto irá en serio la página o no, pero vista la cantidad de paranoicos que me he encontrado los últimos días, me lo creo perfectamente.

Conclusiones: mucha gente dispone de MUCHO tiempo libre, mucha gente no conoce la navaja de Ockam, mucha gente tiene envidia del éxito ajeno, mucha gente odia a los peces grandes.

Por suerte, queda gente con algo de lógica, como los Microsiervos, en el que se desmonta esta teoría. Y menos mal.