Google+

martes, 12 de agosto de 2008

Quejas

Es difícil estar completamente bien, es difícil no tener nada de lo que quejarse. ¿Es difícil? Supongo que es imposible. Siempre hay una razón. Pero a veces las razones tienen más peso que otras.

Tópico, ya. ¿Y?