Google+

sábado, 19 de julio de 2008

Terry Pratchett - Mort

Cuarta novela de la colección del Mundodisco y, seguramente, uno de las mejores historias que nos podemos encontrar dentro de la misma.

Mort nos habla de Mort, de Mortimer, un chico torpe y feo que, un buen día, es llevado a la plaza del pueblo para que sea contratado por alguien que le enseñe un oficio. Tras la humillación de ser el único chico que sigue allí, esperando, sin que nadie se haya dignado a cogerlo bajo su tutela, llega Muerte y le ofrece aprender a llevar a cabo su trabajo, para lo que tendrá que ir hasta las lejanas tierras de Muerte, donde no existe el tiempo ni la verdadera vida. Allí conocerá a Ysabell, la hija adoptiva de Muerte, con la que mantendrá cierta relación amor-odio, con mayor tendencia a la segunda que a la primera parte; y a Albert, el criado de Muerte.

Esta sección contiene ciertos spoilers (más o menos, los mismos que la sinopsis de P&J, que son unos cachondones):
Cuando al fin Muerte confíe en él hasta encargarle su trabajo a él solo, empezarán los problemas. Muerte se apegará a la vida y él seguirá siendo víctima de ciertas debilidades humanas. Ser quien guía a los muertos en su camino hacia dónde quieran ir, tiene sus requisitos. Y cuando las cosas no son como tienen que ser, empiezan los verdaderos problemas, los problemas de paradoja, comúnmente llamados, cuando decide perdonar la vida a la princesa Keli, aunque para el resto del mundo, el destino habrá seguido su curso y actuarán como si la princesa estuviese muerta. Para más inri, Mort empieza poco a poco a convertirse en Muerte, en el verdadero Segador, y mientras pierde a marchas forzadas su humanidad, deberá buscar junto a Ysabell y Albert un modo de solucionar la paradoja que puede traer el fin al Disco.

Una bonita e interesante historia sobre la moralidad, la justicia, la magia y el amor en el plano y circular mundo portado por cuatro elefantes sobre el caparazón gigante de un quelónido estelar.

Personajes:
Mort: un chico escuálido y torpe, tomado como aprendiz por el segador, y que, por "amor" amenazará con la perdición del Disco.
Ysabell: hija adoptiva de la muerte. Poco agraciada, gorda y arisca... pero con una gran dote para el matrimonio, indudablemente.
Keli: la guapisima princesa que inspira ciertos deseos en Mort que causan la amenaza de perdición del Mundodisco.
Buencorte: un hechicero con pensamientos poco hechiceriles (en Mundodisco los magos no pueden mantener relaciones sexuales de ningún tipo).
Albert: el criado de Muerte, un mago que debería haber muerto hace dos mil años: el fundador de la Universidad Invisible, Albert Malich.

Mi más sincera recomendación. Tanto para los que ya os habéis aproximado a esta divertida colección de novelas, como para los que nunca lo habéis hecho.


Nota: en este libro (Edición española), la muerte es tratada como una mujer, aunque en los países anglosajones, se toma a la Muerte como varón. En El Segador - si no recuerdo mal -, Cristina Macía, traductora habitual de Mundodisco pedía disculpas por esta interpretación.