Google+

martes, 15 de julio de 2008

Profesionalidad ante todo

¡Joar!
Treinta rusos se quedan medio ciegos por la subnormalidad de los técnicos de una fiesta. ¡Bien! Así da gusto, cojones. Vas a un festival dejándote sabe dios cuántas pelas para, por encima, volver con un 80% menos en la vista. ¡Viva, viva!

Notemos que pongo el tag "música", aunque están hablando de "dance". Hoy me siento generoso.