Google+

domingo, 13 de julio de 2008

Monsters of Rock & Metalway

Día 1:

Quedamos a las 10 A.M. en Plaza España, Vigo; para coger el coche que, conducido por Fernando, nos llevaría a las calurosas tierras zaragozanas. Es un viaje largo, apretujados entre los bultos que no entraban en el maletero. La temperatura va aumentando según nos alejamos de Galicia, el agua se va convirtiendo en sopa, la cerveza en infusión de cebada. Llegados a Zaragoza, todo es caldo.

La organización del Metalway, a manos del amigo Rafa, de Rafabasa, prestigiosa página de Heavy Metal, es pésima, por no decir algo peor: la zona de acampadas abre el día 10, pero los buses no suben hasta el 11; la zona de acampadas abre a las 8 P.M. pese a que dentro NO HAY nada, y fuera la gente está sometida a un sol de justicia, la primera cola para entrar en la campada es falsa salvo para los escasos afortunados que adquirieron sus entradas en la FNAC, donde si vendían entradas para el camping, los demás tenemos que hacer cola dos veces; el recinto es un erial de tierra cubierto con arena para gatos, ni más ni menos. Minutos después de haber entrado, estamos absolutamente cubiertos de polvo. Todo está cubierto de polvo. El número de duchas para hombres es el mismo que el de duchas para mujeres, aunque la proporción hombre/mujer es 20:1 en una visión muy igualitaria. Cuando por fin es hora de dormir, encienden unos potentes focos, solo falta un servicio de megafonía que diga "que no duerma ni dios, perros asquerosos; sois heavys y no necesitáis limpieza, ni instalaciones ni trato digno". Perfecto, amigo Rafa.

Día 2:
Monsters of Rock:
Este día empieza con Miss Diciembre, unos esbozos de seres humanos que creían hacer algo parecido a música. Fue un espectáculo triste. Cuando no se encuentren buenos teloneros... pues oye, que no haya teloneros, pero este grupo no hizo sino desmerecer el festival. Ya de entrada. Tras ellos llegaron unos grandiosos Rage, el único grupo al que vi entero de todo el festival. Grandes, sí señor. Mi enhorabuena para ellos. Después vino Candlemass, Doom Metal, tengo formas mejores de perder mi tiempo, sencillamente (lo siento por los doom metaleros); a lo que, aún por encima, se sumó el calor, que se volvió horrible, infernal, ardiente: un calor atroz, violento y seco que nos rodeaba y nos ahogaba.

A partir de este punto pasamos mucho tiempo en el bar (el único lugar a la sombra) mientras en el escenario se iban sucediendo los grupos. Nos reservábamos para los últimos grupos del día, entre los que estaban los incombustibles Deep Purple, quienes, según cuenta la leyenda, ya eran viejos cuando Dios empezó a poblar el mundo.

Cuando iba a empezar a tocar Twisted Sisters (hasta iban a grabar parte del concierto para un DVD) empezó a llover. No era una lluvia corriente, era una tromba de agua que caía con saña sobre aquel suelo polvoriento; y venía acompañada de un fortísimo viento que hizo volar algunas tiendas, algunos focos... fueron el agua y la lluvia que mataron el festival. En un primer momento, suspendido el Monsters, dijeron que intentarían hacer lo posible para que el Metalway se llevase a cabo.

Día 3:
Metalway:
Miento, "Metalway", lo que pudo ser y no fue. No hubo nada en absoluto. Mal parte meteorológico y todos para casa, ni más ni menos. Punto final.

Atemporal:
Amigo Rafa, ¿qué quisiste decir con "haremos lo posible"? ¿Quisiste decir "nos estaremos revolcando en todo ese dinero y ese esfuerzo que habéis gastado inútilmente"? ¿Nos intentas decir, acaso, que en Zaragoza, que queda a cinco kilómetros de mierda no había materiales de respuesto? ¿O será tal vez que era impensable hacer el concierto a cubierto? Pues vaya una mierda, amigo Rafa, ni más ni menos. Vaya una mierda de organización que teníais montada, vaya una mierda de recursos, y vaya una mierda de forma de encarar los percances. ¿Cómo hace gente así para organizar un festival? ¿Cómo una organización con unos determinados fondos se ve "derrotada" ante vientos "moderados" y una lluvia fuerte de veinte minutos? Es, sencillamente, triste. Era uno de los mejores carteles nunca vistos en España y se fue a la mierda por la inutilidad de una organización incompetente. Sean felices con su trampa, pero espero que esto te granjee detractores, que tu página con 23.000 usuarios únicos al día se transforme en una página con 5.000 personas que entran a ponerte a parir en tu foro, porque, tío, la seriedad la debes de tener en un lugar remoto. Muy remoto.

En Vigo no se gastará tanto para hacer un concierto, pero desde luego, cuando se hace un concierto grande (Dire Straits, que tocaron con una lluvia y un viento de escándalo, por ejemplo) se lleva a cabo.

Espero que, al menos, devolváis el importe de uno de los conciertos enteros, y no ratéeis devolviendo la menor cantidad posible. Eso ya os despojaría de la poca credibilidad de la que después de algo como esto (teniendo que haber abandonado Deep Purple un concierto en Zaragoza por la misma razón el año pasado, según rezaba la revistita que repartíais) os ha quedado.

Contigo, amigo Rafa, mi más enorme decepción.

Pero tranquilo, así es como se suelen hacer las cosas en España. Con prisas y sin previsiones (las previsiones de tormenta para Zaragoza llevaban días publicadas, no hicisteis frente porque no os dio la gana).

Mi más cordial saludo.