Google+

miércoles, 4 de junio de 2008

¿Qué pasaría si...

fuese guionista de una serie española?

Mi relato de Albos seguiría siendo escrito durante 15 años, reuniendo la escalofríante cifra de treinta mil páginas y rivalizando con la cantidad de repeticiones, de absurdos, de estupideces, de vueltas atrás, de giros, de giros de vuelta, como Hospital Central.

Lo terminaría con la muerte del Emperador, prometería, pero después lo seguiría y lo seguiría, al estilo Cuéntame cómo pasó, hasta que los bisnietos del Emperador ingresen en un asilo y repitan una letanía de números, porque, faltos de ideas, decidieron copiar partes de otras series, encajasen bien o no.

Crearía un papel de vieja carismática para poder meter a Amparo Baró y que sus fans incondiciones viesen la serie, fuese esta una mierda o no. ¡El estrellato de la pequeña pantalla!

Haría otro personaje que realizase un crímen original, como ahorcar a la gente con cables USB, por ejemplo; para que Antena 3 se fijase y quisiese relatar los hechos a su manera, con épicos violines de fondo y docenas de cámaras lentas sobreexpuestas.

En fin, y aún habrá quien se pregunte por qué me da asco la televisión española. Sí.