Google+

viernes, 6 de junio de 2008

Política española y toros

Hoy, mientras comía, hace tan solo un rato, estaban echando Sé lo que hicisteis: un reportaje sobre la fiesta de los toros, a raíz de la imagen de Alaska con unas banderillas clavadas contra una gran faena realizada por Nosequién (un torero famoso, obviamente).

A la salida de la matanza, entrevistaron a varias personas. Una de ellas era Bono (el político, joder, el político) y le preguntaron cómo había visto el asunto. Contestó que había estado muy bien. Y aquí llegó la gran pregunta y la gran respuesta. No puedo asegurar que la transcripción sea exacta, pero, desde luego, el mensaje es el mismo.

- Nosequién ha pasado seis años lejos de los ruedos y ha vuelto pletórico. ¿Debería alejarse algún político español durante 6 años y luego volver?
- En los ruedos es el público quien decide si un torero se queda o se marcha. En la política... también es el público, es decir, los votantes, quienes deciden.

Y, realmente, lo triste es que tiene razón. Y que la política es el chollo de unos pocos que los demás contemplamos desde el burladero. La política es, exactamente, la misma mierda que los toros.

Y, la verdad, me parece un tanto irónico que los "progres" de España vayan a ver, con todo deleite, como se masacra y desangra a un animal. Ja! Eso es progreso y yo soy César. Pf, izquierdosos de pacotilla (que no izquierdistas).