Google+

domingo, 22 de junio de 2008

España semifinalista

Y España venció en su partido contra los herederos del Imperio. Y España ganó a los campeones del mundo.

Realmente, el partido fue bastante triste, trepidante, sí, pero triste:
Alguien debería explicarles a los tiradores españoles que los tiros a puerta hay que hacerlos entre los tres palos, que fuera no vale.
Villa estuvo cansado desde el minuto 40, o así, aguantando como un campeón hasta el final, pero cansadillo.
Los italianos se dedicaban a actuar de forma ruín apoyados por un árbitro de los que hacen historias por sus malas decisiones.
Buffon y Casillas, lo mejor del partido, se batieron en duelo singular en los penalties. Los dos teóricos mejores porteros del mundo, algo de interés, por tanto; con obvia victoria del portero madridista, habida cuenta del título del post.

Me alegro por los aficionados de la selección, a los que dedicaré un post bastante agrio el día que pierda la selección, o el día que ganen la eurocopa; pero, al menos hoy, tienen mi enhorabuena, como los chicos de Aragonés.