Google+

jueves, 26 de junio de 2008

España finalista

España, con 10 jugadores y Torres contra Rusia con 11 jugadores y Torres, se impone, por 3 - 0 y pasa a la final. Con un par.

3 goles en una semifinal no es algo que se vea todos los días. 7 goles, contra la misma selección, en dos encuentros, tampoco. Rusia ha salido escaldada, y es que rasca más la humillación de ser vilipendiados como han sido hoy, que el horrendo sabor del alcohol más asqueroso, barato y pobre: el vodka, lo que junto a San Petersburgo (que sí mola), es lo único que caracteriza a Rusia.

Pobre Villa que se lesionó, pobre Casillas que se aburrió - de hecho apenas se le vio en el partido -, pobres aficionados rusos, acallados bien por el baño español, bien por los gritos de la hinchada hispana, bien por intoxicación etílica; y pobre del árbitro, al que seguro que le van a poner una bomba en el coche. ¡Joder! ¿cómo puede ser tan malo? El arbitraje de este eurocopa pasará a la historia como el más cutre de la historia de las eurocopas. "No tarjetas, no penalties, que la gente se enfada" y hala a ver patadas, partido tras partido. Psé, árbitros... luego querrán cobrar.

Y bueno, en 3 días la final, donde se decidirá si lo que hizo España ha servido para algo o no, ya que por mucho que los perdedores se suelan amparar en que "lo importante es participar" y que el anuncio de cruzcampo, también de perdedores, diga "no importa ser primero o segundo, sino el camino recorrido", lo importante es ganar. Y si no piensas así, mejor no te dediques a nada donde exista competitividad.

¡Viva España! y a ganar, que no os pagan por ser segundos tras 40 años sin ganar nada.