Google+

domingo, 22 de junio de 2008

Cuando la gente se vuelve imbécil...

aparecen más y más aplicaciones para móvil.

Hoy, mientras veía Family Guy, aparecieron un par de anuncios del tipo "descárgate mierda para el móvil" que consistían en:

Anuncio A:
¿No quieres saber dónde está tu pareja en todo momento? Danos un número y te lo mostraremos vía satélite para que puedas verlo a cualquiera hora.

Anuncio B:
¿Quieres saber si está diciendo la verdad o está mintiendo? Esta aplicación interpretará su timbre y la vibración de la voz para informarte de la veracidad de sus palabras o la ausencia de ésta.

Y claro, asustado me quedé. 1984 ya está aquí, ¡y en versión móvil! El gran hermano a solo un mensaje de distancia.

Por si no me creéis, que sería plausible (parece de película cutre), aquí os dejo el link de la página: página de aplicaciones que violan la intimidad de terceros sin consentimiento previo.

Repetid conmigo, "amemos al Gran Hermano".

Bah, gilipolleces para móviles...