Google+

jueves, 29 de mayo de 2008

La ZIMIAP

Dicen que hay zonas en el mundo que resultan terriblemente peligrosas. Zonas oscuras, tétricas; zonas malignas de verdad. Zonas que se visten con un abrigo largo de cuero negro, bajo el que ocultan armas tan aterradoras que harían temblequear tímidamente a los dioses primigenios. Esta era una de esas zonas.

La Zona de las Ideas Materializadas Instantáneamente con Ánimos Perversos, o ZIMIAP, se extiende desde las Llanuras de la Consciencia Paranoica, a los pequeños Promontarios de los Miedos Infundados. Allí, como bien indica su nombre, y es que en Mundo Absurdo las cosas suelen ser lo que parecen, las ideas se materializan instantáneamente...y sí, tienen ánimos perversos. Quizá piense algún viajero llegado desde Mundo Lógico que si alguien piensa en un prado con flores sin abejas, ni avispas, ni, en general, nada que pique, muerda, dañe o ataque, no podrá haber ningún tipo de ánimo perverso; pero, obviamente, se equivoca. Las plantas, sobre todo las plantas con flores, y de entre ellas destacan las flores herbáceas, se caracterizan por su maldad inherente. Las plantas quieren vernos a todos muertos y desean devorar nuestros cadáveres descompuestos, ¡e incluso los suyos propios! Son homófagas y heterófagas voraces dispuestas a todo con tal de alimentarse y ser bañadas por la mayor cantidad de luz posible... pero, ahora que lo pienso, me estoy alejando del tema. En la ZIMIAP, pensar que esa extraña gárgola parece muy real, es peligroso; pensar que ojalá hiciese calor es peligroso, que ojalá lloviese también y, paradojicamente, pensar que ojalá todo fuese perfecto, es la más peligrosa de todas las ideas. Os puedo asegurar que no formamos parte del concepto de perfección del mundo. Por eso, en parte (hay otras razones tan oscuras que harían palidecer a un agujero negro), las fronteras de la ZIMIAP están custodiadas con esmero y solo pueden acceder a ellas gente con un dominio sobresaliente de su cerebro, gente capaz de controlar su propias ideas como el común de los mortales controla sus brazos. Pero siempre existe la posibilidad de un error de seguridad, y siempre es mediante un error como empieza todo. Resulta que...