Google+

viernes, 2 de mayo de 2008

Iron Man, la película

La típica película de superhéroes, pero al menos... mantiene cierta fidelidad al cómic, no completa... pero bueno, algo sí; mucho más que ese tumor en las retinas que fue cada parte de Spiderman, sin ir más lejos.

El guión... pésimo, como cabía esperar. La interpretación... mala, como cabía esperar. Los efectos visuales... en general, buenos; salvo los efectos del Jericho (los efectos de una serie de explosioens masivas que sólo levantan polvo son increíbles) y su primer intento de volar (lo animaron manualmente, en plan Blancanieves, o algo) que era algo que no me esperaba... suponía que iba a ser la quintaesencia de los apartados gráficos, y si bien este apartado es lo mejor de la película, no es todo lo maravilloso que pensaba de antemano.

Y paso de extenderme más. Si os gusta el cine con un guión aceptable... no vayáis a verla, si os gustan las películas de acción vacías de contenido, adelante: esta es la vuestra.

Cordiales saludos y ¿de verdad terminó la huelga de guionistas? A veces cuesta aceptarlo.


- ¿Qué parte del misil es? - dice un árabe señalando una pieza metálica con forma de máscara.
- Oh, es que creo que es el misil visto del revés - responde el árabe inteligente.

No es así literalmente... pero casi. Mala, mala, mala... de hecho, tan mala que no me tomo ni la molestia de colocar la portada para este post.


Eso sí, ¡joder! cómo luce la armadura; sencillamente preciosa. Y War Machine mola un huevazo también. Fin de los aspectos positivos.